Todo lo que debe saber sobre los Colorantes

Todo lo que debe saber sobre los Colorantes

Nuevamente les damos la más cordial bienvenida a todos nuestros lectores de cabecera al Blog de FARBE AG MUNCHEN MEXICO, una empresa que cuenta con más de 35 años de experiencia en la fabricación y distribución de Colorantes, pigmentos, lacas, anticorrosivos y muchos otros productos. En esta ocasión, hablaremos sobre los Colorantes alimentarios y los mitos y realidades que hay alrededor de este tipo de aditivos alimenticios. Esperamos que la información que a continuación les presentaremos les sea de gran utilidad, les ayude a resolver todas y cada una de sus duda y que además les ayude a conocer el por qué los productos de FARBE AG MUNCHEN MEXICO han sido considerados los mejores durante muchos años.

Muchos estudios realizados por las más importantes empresas de todo el mundo han puesto al descubierto que los aspectos principales para que los consumidores acepten un alimento están centrados en el color, el sabor, el olor y la textura. Es curioso que el color se encuentre por encima de otros factores tan importantes como el sabor o el embargo, los seres humanos somos así, seres visuales a los que la vista nos causa un gran placer. No es curioso que existan dichos como; “De la vista nace el amor”. De esta manera, los colorimetristas (expertos en la ciencia del color y todas las implicaciones que hay alrededor de este fenómeno) han afirmado que el color de los alimentos es lo más importante que existe debido a que es lo primero que se percibe.

Es claro, entonces, que si un producto no tiene una buena presencia, capaz de cautivar al consumidor a primera vista, estará destinado al fracaso, pues aunque el sabor, el olor y la textura sean los mejores, el consumidor juzgará la mala apariencia y no le dará ni la más mínima oportunidad a ese producto. Si bien es cierto que los alimentos naturales tienen su propio color, lo cierto es que a lo largo de los diversos procesos industriales lo van perdiendo, haciendo cada vez menos atractivo el producto a la vista de los consumidores. De esta manera, la industria de los alimentos se ha visto obligada a utilizar distintos tipos de colorantes para restituir el color que se pierde a lo largo del proceso de producción, dando lugar a productos coloridos y muy atractivos.

El mayor uso que se les da a los Colorantes está centrado en productos que no se dan de manera natural y que requieren de la intervención del hombre para hacerlos. Este tipo de productos son conocidos como productos preparados, pues no sólo requieren de la mano del hombre, sino también de los conocimientos científicos y tecnológicos para poder existir y para que nuestro paladar pueda degustarlos.

Entre los alimentos preparados y que utilizan colorantes en grandes porciones se encuentran: Las gelatinas, las golosinas (paletas, caramelos, chicles, chochitos, etc.), sopas, pastas, quesos, margarinas, bebidas (refrescos, jugos “naturales”, aguas de sabor, leche con sabor, yogurt, etc.), helados, frituras y muchos otros productos que a diario consumimos y que sin embargo no sabemos que utilizan colorantes en su preparación.

Lo cierto es que existen dos tipos de colorantes: los naturales y los sintéticos. Sin embargo, la palabra “natural” no es utilizada en el sentido más estricto, es decir que no significa que el colorante sea propio del alimento producido; si bien es cierto que los colorantes naturales son extraídos de fuentes naturales (es decir de alimentos o elementos que se encuentran en la naturaleza misma), la realidad es que los colorantes, tanto artificiales como naturales, requieren de un proceso de síntesis química que los hace estar sometidos a diversos procedimientos y a los que miles y miles de personas se oponen en todo el mundo porque aseguran ( de manera mal informada) que este tipo de productos promueven el desarrollo de células cancerígenas que, en el peor de los casos, pueden llevar a la muerte de un individuo.

Los Colorantes sintéticos requieren de una certificación en la que se indique la composición de sustancias químicas con alto grado de pureza. A cada uno de estos colorantes la FDA de los Estados Unidos (Food and Drug Administration) le asigna un número. Podemos decir que los colorantes sintéticos presentan algunas ventajas frente a los colorantes naturales, situación que les ha permitido sobresalir en las industrias más destacadas de todo el mundo. Entre las ventajas que ofrecen los colorantes artificiales se encuentran: poder tintórico, amplia disponibilidad de tonos, estabilidad, bajo coste y no presentan aromas y/o sabores.

Por su parte, los colorantes naturales también son sometidos a diversas pruebas de calidad, seguridad y toxicidad para asegurar que éstos no causarán ningún daño a la población. Sin duda, ambos colorantes requieren de diversos procesos para que puedan salir al mercado y así poder ser incluidos como aditivos para los alimentos que consumimos los seres humanos. Sin embargo, muy pocas personas conocen esta información, por lo que sólo se oponen a este tipo de productos sin siquiera saber la calidad y la pureza con que se fabrican.

De esta manera, existen en el mundo empresas como FARBE AG MUNCHEN MEXICO que producen Colorantes bajo los procesos de producción más sofisticados que existen en todo el mundo. Gracias a los altos niveles de control, FARBE AG MUNCHEN MEXICO ha logrado posicionarse como una de las marcas más reconocidas a nivel mundial. Así que si usted tiene una industria en la que el uso de colorantes sea un elemento indispensable, no dude en ponerse en contacto con el personal de FARBE AG MUNCHEN MEXICO, quienes le aclararán todas y cada una de sus interrogantes, todo ello con la cordialidad y el respeto que siempre los ha caracterizado.