Tipos de indicadores de pH y sus características

Tipos de indicadores de pH y sus características

No importa si tus productos son creados en un laboratorio o en un restaurante, contar con indicadores de ph es esencial, pues con estos puedes estar seguro que las mezclas que realices son compatibles o que el nivel de acidez de una fórmula sea el correcto, en Farbe sabemos la importancia de este gran aliado al momento de crear nuestros productos y en esta entrada, te compartiremos los tipos que existen y sus funciones.

Un medidor de pH, es utilizado para conocer, con exactitud, el nivel de alcalinidad o de acidez de una mezcla o solución, la medida que da el resultado es llamada pH y la escala se mide del cero al catorce.

INDICADORES DE PH

Los datos que se obtienen a través de estas medidas, son arrojados, precisamente, por el medidor de pH y estas se expresan en términos resultantes de la actividad de los iones de hidrógeno. El pH, tiene un valor relacionado directamente con las concentraciones y cantidades del hidroxilo e hidrógeno. Cuando el resultado da una concentración más alta de hidrógenos que de hidroxilo, el resultado será la medida de una sustancia básica. Si por el contrario, el hidroxilo resulta tener una mayor concentración, tendremos una sustancia ácida y si las medidas son iguales, tendremos entonces una composición neutra.

El conocimiento de todos estos datos, solo se puede saber mediante la medida que arroja el medidor de pH, gracias a esta, podemos conocer con exactitud, el tipo de sustancia con la que trabajaremos, así como las consideraciones que se deben tener en su manejo.

Hay varios tipos de indicadores de ph en el mercado, algunos más complejos que otros, pero al final, resuelven la misma necesidad, conocer la acidez o neutralidad de la sustancia que estamos manipulando.

A continuación, te describiremos brevemente los medidores que existen en el mercado y sus componentes:

Componentes:

  • Electrodo referente
  • Electrodo de medida de pH
  • Medidor encargado de registrar la impedancia de la entrada.

Un electrodo de pH, puede ser considerado como la batería del mismo medidor, pues este tiene una tensión que varía dependiendo del pH de la sustancia que se está midiendo.

Este electrodo, es un bulbo que está elaborado de vidrio, este material es ultra sensible al contacto con los iones de hidrógeno, cuenta con una salida de milivoltios que registra una serie de alteraciones al registrar la concentración de los iones, midiendo así el tipo de pH.

Este electrodo continúa estable mientras los iones de hidrógenos no cambien de actividad ni de concentración.

Este electrodo, cuenta también con una resistencia que tiene una gran potencia, la cual, dificulta, en cierta escala, la medida correcta de las variaciones del pH, en este caso, la impedancia de la entrada y la resistencia formada en el conjunto del medidor, forman una de las partes más importantes de este, por lo que debido a ellas el resultado jamás sería exacto.

Resumiendo toda esta información, podemos decir que los  indicadores de ph son, en esencia, amplificadores que cuentan con una gran capacidad para registrar las tensiones (sin importar la fuerza de estas), de los electrodos, dando de manera exacta los resultados en unidades de pH, las cuales, pueden ser registradas en un modelo análogo o digital.

En la oferta del mercado, podemos encontrar los siguientes tipos de medidores:

Portátiles: Son muy exactos, compactos, funcionales y están elaborados con la mejor calidad, tienen la gran ventaja de poder colocarse en cualquier lugar y de manipularse en cualquier espacio del laboratorio o de la fábrica, son ideales para las industrias farmacéuticas, los laboratorios y dentro del campo de la biología o de la agricultura.

Componentes: Memoria de lectura y capacidad de almacenamiento de cada una de las medidas registradas, salida RS232, configuración manual o programada, unidades de temperatura en °C o °F, programa automático de encendido y apagado, timer, compensación de temperatura en modo automático.

Fijo: Ideales para las fábricas, los laboratorios y para los procesos de producción de los mismos, pues ofrecen un tipo de lectura en mv, en iones y en temperatura, las opciones de mando son muy fáciles de ejecutar y son ideales tanto para las empresas de pequeña producción que no requieren de un nivel de logística y de producción demasiado complicadas, como para las grandes industrias que generan toneladas de producción.

Electrodos de pH :

Dentro de la demanda mercantil , podemos encontrar una gran variedad de este tipo de indicadores, los cuales son utilizados dentro de las grandes industrias tanto alimenticias, como farmacéuticas, agrícolas, biológicas o en diversos laboratorios con distintos fines, estos son elaborados en vidrio, lo que los hace un poco más sensibles y delicados que los que mencionamos anteriormente.

Este modelo, en especial, es ideal para medir todos los medios líquidos, excepto solventes o ácidos muy corrosivos, pues estos pueden dañar su composición y su funcionalidad.

Los indicadores de ph son una herramienta indispensable en cualquier industria o laboratorio, sin importar cual sea la actividad o la producción que en estas se realice, pues todas, sin excepción alguna, deben conocer con qué tipo de materiales, sustancias o mezclas están trabajando, pues solo así pueden saber el tipo de manejo y de condiciones con las que podrán trabajar dichos materiales.

Si no se sabe el tipo de pH de una sustancia o se tiene una medida errónea, se puede perder toda la producción, pues el material no responderá de manera correcta a los procesos de producción, por eso es necesario que se cuente con un medidor preciso y con las características que tu empresa necesita.

En Farbe, utilizamos siempre los mejores indicadores de ph, con el fin de que cada uno de nuestros productos tenga las características necesarias para conservar su calidad y poderle comercializarse sin problema alguno.