Los colorantes para alimentos naturales, una tendencia positiva y natural en el mercado alimenticio

Los colorantes para alimentos naturales, una tendencia positiva y natural en el mercado alimenticio

En la actualidad, la mayor parte de los consumidores, busca en los alimentos que compra en las grandes cadenas comerciales, que estos tengan la menor cantidad de agentes químicos, como conservadores, colorantes para alimentos, aditivos, pues buscan comida más limpia, una que consideran más natural y es esta nueva tendencia la que ha orillado a las empresas fabricantes de alimentos enlatados y procesados, a utilizar colorantes y aditivos naturales para la conservación y el tratamiento de sus productos, como los que en Farbe creamos, para garantizar que todos los productos que tu consumas, tengan un origen más natural y sano, olvidándote de los químicos cancerígenos con los que acostumbraban  dar color a golosinas y demás tipo de alimentos.

Pero, ¿realmente los consumidores saben de donde provienen los colorantes de sus alimentos?

colorantes para alimentos

Es probable que muchos lo desconozcan, es por eso que en esta entrada, te explicaremos, brevemente, de donde provienen la mayoría de los colorantes para alimentos y por que es mejor optar siempre por la opción natural:

  • Dentro de la industria de los alimentos procesados, existen varias fuentes de coloración, las cuales son:
    • Colorantes naturales: Estos pueden ser extraídos de fuentes animales, vegetales o minerales, como las flores, los frutos rojos, los insectos, la curcumina, las clorofilas, los annattos  las antocianinas, entre otros.
    • Colorantes químicos: Los cuales son elaborados por síntesis químicas, cuyos ingredientes nunca se encontrarán en la naturaleza, solo en los laboratorios, como la tartrazina, eritrosina, azorrubina, etcétera.
    • Falsificaciones de componentes naturales: Este tipo de colorantes son idénticos en  composición a las sustancias naturales, pero están creadas en un laboratorio, como la riboflavina o el betacaroteno.

Clasificación de los colorantes

Cuando un colorante tiene origen natural, se clasifica como una sustancia exenta de certificación y en esta lista caben los extractos vegetales y los frutales, que gracias a su alta pigmentación natural, pueden ser utilizados como un colorante industrializado para la creación de alimentos procesados.

Al no ser sometidos a un proceso de creación de pigmentación, son más bien reconocidos como ingredientes más que como un aditivo de color.

Gracias a la tecnología y a la demanda de este tipo de colorantes, su calidad y fijación del color ha mejorado enormemente con el paso de los años, esto no solo nos ayuda enormemente a las empresas que siempre preferimos este método sobre los demás, sino que aumentan por completo la calidad del producto, ya que no solo añade color, también los nutrientes y propiedades de la fruta o del vegetal que se esté utilizando como colorante.

Un ejemplo, son las antocianinas, las cuales, poseen características antioxidantes y ayudan a la prevención de enfermedades degenerativas, por lo que no solo se respeta el origen orgánico del producto, también se añaden puntos extra en la salud del consumidor.

La pelea constante entre los colorante naturales y los artificiales

Muchas de las industrias de alimentos procesados, se resisten a cambiar su método de coloración a uno natural, pues el costo que implica les resulta una inversión perdida, pues se tiene la creencia de que no solo son caros, sino que su estabilidad y pigmentación deja mucho que desear, equivocando la gama tonal de la marca y teniendo que usar más producto para alcanzar el color deseado.

Esto, como sabemos, es totalmente falso, pues en la industria se han registrado casos que demuestran, a la perfección, todo lo contrario, un ejemplo, es el yogurt de sabor fresa, con tinte rojo, el artificial suele desaparecer con el paso del tiempo, pero el colorante natural, demostró permanecer por mucho más tiempo y con una mejor calidad de tomo y de pigmentación, además, de que estos colorantes permiten una mezcla perfecta de colores para obtener una gama tonal muy amplia y de gran fijación, por lo que el gasto al reemplazarlos se amortiza al final de la producción, ya que con poco producto, se logra más color.

La calidad de este tipo de colorantes para alimentos es tal, que en varios países europeos y en Japón son preferidos sobre los artificiales, creando una mayor demanda sobre este producto y convirtiéndose en una tendencia en crecimiento en las industrias alimenticias, en especial, en Estados Unidos, en donde el consumos de golosinas, snacks y bebidas azucaradas ocupa una parte importante de la pirámide alimenticia de esta población..

De hecho, se ha demostrado que los colorantes artificiales utilizados en este tipo de alimentos, son un factor detonante en la hiperactividad de los niños, provocando un problema más de salud, aparte de la obesidad y de la diabetes infantil.

Existen estudios en la población infantil, con niños de entre los tres y los nueve  años, en donde se demostró que el consumo de este tipo de aditivos, en especial los colorantes rojo ponceau, benzoato de sodio, tartrazina, amarillo ocaso y rojo allura, provocaban ansiedad y trastornos de déficit de atención.

Pero, pese a estas pruebas y resultados contundentes, aún no se ha podido erradicar del mercado el uso de estas nocivas sustancias, por lo que es de vital importancia que como padres y como consumidores conscientes, chequemos a detalle la etiqueta de contenido de todo lo que consumimos y que de igual manera procuremos elegir siempre la mejor opción, pues este tipo de colorantes, son dañinos, no solo para la población infantil, sino, también para la población adulta, pues se ha demostrado que muchos, como el amarillo ocaso, provocan cáncer con el consumo constante.

Es por eso que, como empresa socialmente responsable, optamos siempre por los productos de procedencia natural, que además de dar el color exacto y llamativo a los productos procesados, añaden nutrientes que hacen de estos alimentos una opción más saludable y digerible.

Si tienes una empresa de confitería o de alimentos procesados que requieren de coloración, te invitamos a probar una opción natural, que proporcione más características positivas a tus alimentos y que te ayude a distinguirte sobre la competencia.

En Farbe, lo natural es el camino ideal.

Deja un comentario