Diferencias entre los colorantes naturales y los artificiales

Diferencias entre los colorantes naturales y los artificiales

Desde la antigüedad, el uso de colorantes ha sido una práctica habitual en muchas de las actividades de los seres humanos, desde su uso en la ropa y distintos objetos, hasta su uso en los alimentos, que en los últimos años ha provocado la controversia de cuáles son los mejores, los de origen natural o los fabricados artificialmente.

Les damos la bienvenida al blog de Farbe, un espacio que hemos diseñado para ustedes donde les compartiremos información y temas de interés acerca de los productos que les ofrecemos. En esta ocasión les vamos a hablar sobre las diferencias entre un colorante natural y uno artificial.

El colorante en distintas industrias es un elemento fundamental para la manufactura y fabricación de distintos productos. Dependiendo la industria es el tipo de colorante que se utiliza; por ejemplo, para la industria textil se utilizan principalmente los artificiales, ya que los naturales tienen un precio mayor y la gama de colores es más limitada. En cambio, con los artificiales se tiene una gama de color completa, prácticamente infinita.

Por otra parte, los utilizados en la industria alimentaria pueden ser naturales o artificiales, con la única condición de que los elementos de origen artificial puedan ser de consumo humano. Al igual que con las telas, un colorante alimentario es una sustancia que da color a un alimento o le devuelve su color original, que suele perderse durante el proceso de fabricación.

Si el colorante es natural suele ser un componente extraído de los propios alimentos que es tomado de partes que por lo regular no se consumen ni se emplean como ingrediente característico del alimento, como pueden ser las cáscaras de algunas frutas. Por su parte, uno artificial es producido por una combinación de productos químicos que sean autorizados para el consumo humano y que permiten crear una gama de colores más amplia para los alimentos.

Diferencias entre un colorante natural y uno artificial

Hasta hace algunos años los colorantes artificiales dominaban la industria, ya que permitían la elaboración de un sinfín de productos coloridos a bajos costos. Pero hoy en día, debido a las controversias de salud que hay alrededor del mundo, estos productos han sido sustituidos por un colorante de origen natural. Sin embargo, aun son populares en la industria, sobre todo para la elaboración de refrescos y sodas, golosinas, confiterías, helados, entre otros productos.

El colorante artificial se clasifica según su origen en:

  • Colorante indigoide. El mas conocido es la indigotina, la cual es utilizada en refrescos de naranja, golosinas, confitería y helados. Son utilizados para dar tonos naranjas a los alimentos y como características principales es que se absorbe muy poco en el cuerpo y se elimina fácilmente a través de la orina, por lo que no representa un riesgo de salud.
  • Eritrosina. Se emplea como colorante en los postres de origen lácteo con aroma y/o sabor a fresa. Existe mucha controversia sobre este tipo de colorante, debido a la presencia de átomos de yodo en su estructura molecular, pero son niveles tan bajos como los que se pueden encontrar en algunos alimentos naturales.
  • Colorante azoico. Son los más usados en la repostería, para productos cárnicos, conservas, salsa, golosinas y otros productos, ees un colorante amarillo-anaranjado usado en más de 60 países; entre los más conocidos de este tipo está la tartracina (E-102), conocido como el azafrán artificial. Otro tipo de colorante azoico es el negro brillante (E-151), usado en el sucedáneo de caviar. Estos pueden ser alergénicos en algunas personas en un rango de 1:10000.

Por su parte, como mencionamos, los colorantes naturales se obtienen a partir de los mismos alimentos y otras materias naturales. Se extraen mediante un proceso físico o químico, dependiendo el producto y color, para poder realizar una selección de pigmentos. Hoy en día, la legislación de muchos países prohíbe el uso de un colorante artificial en ciertos productos, por lo que se utilizan los de origen natural, un ejemplo de ello es la industria cárnica.

En la actualidad se consiguen colores naturales bastante estables, es decir que no se degradan o cambian de color al ser utilizados en los alimentos. Se puede escoger el colorante más apropiado dependiendo del producto en el que se va a aplicar y considerando distintas variables tales como si la base es grasa, en agua, alcohol, glicerina, entre otras. También se debe tener en cuenta el nivel del pH del producto al cual se vaya a aplicar el colorante, pues dependiendo del mismo el color puede variar. Los más comunes son:

  • Colorante Natural Curcumina (E-100). Es un polvo obtenido por desecación y molienda de los rizomas de la cúrcuma, es una especie de color amarillo.
  • Colorante Natural Carmín de Cochinilla (E-120). Este insecto exclusivo de la región mexicana produce grandes cantidades de ácido carmínico que produce el colorante obtenido por extracción acuosa.
  • Colorante Natural Antocianina (E-163). Es la sustancia responsable de los colores rojos, azulados o violetas de la mayoría de las frutas y flores, por lo que es uno de los pigmentos vegetales más difundido. Se extrae de flores y frutos de las plantas, y es el colorante natural del vino tinto.
  • Colorante Natural Beta-Caroteno (E-160). Los carotenos son unos pigmentos que se extraen de diversas fuentes vegetales, como los frutos del árbol aceite de palma, así como de la zanahoria y diversos tipos de algas. Es el colorante natural de la mantequilla.
  • Colorante Natural Clorofila (E-140, E-141). Las clorofilas son los pigmentos responsables del color verde de las hojas de los vegetales y de los frutos inmaduros.
  • Colorante Natural Carbón Vegetal (E-153). Se obtiene mediante la combustión completa de materia vegetal.
  • Colorante Natural Caramelo (E-150). La mayoría se obtiene a partir del jarabe de maíz. En el proceso de caramelización se utilizan catalizadores, cuya composición da origen a las cuatro clases de colores de caramelos.
  • Colorante Natural Betalaínas (E-162). Son las responsables coloración roja de la remolacha, de donde se extrae este pigmento. Se pueden encontrar dos tipos de Betalaínas: las que otorgan una coloración amarilla y aquellas cuya coloración es roja.
  • Colorante Natural Oleoresina (E-160c). La paprika forma parte de este tipo de colorante que se extrae del pimiento rojo y del pimentón.
  • Colorante Natural Riboflavina E-101. La riboflavina es una vitamina del grupo B. Es la sustancia que da color amarillo al suero de la leche. Industrialmente se obtiene por síntesis química o por métodos biotecnológicos.
  • Colorante Natural Luteina E-161-b. Se encuentra en la yema del huevo y abundan en los vegetales, siendo responsable de sus coloraciones amarillas y anaranjadas.

A diferencia de los colorantes artificiales, los naturales no provocan afectaciones a la salud, además de que tienen un índice alergénico mucho más bajo, por lo que prácticamente todas las personas pueden consumir los alimentos producidos con estos elementos. Además, muchos de ellos también proporcionan elementos nutritivos al cuerpo, como la riboflavina, por ello en la industria de los alimentos es cada vez más común verlos.

Si su empresa utiliza pigmentos artificiales, lo mejor es que cambie a productos de origen natural, que pueden encontrar con Farbe, una empresa con casi cuarenta años de experiencia y prestigio en la industria de los colorantes, pigmentos, lacas, anticorrosivos, entre otros. Brindamos a nuestros distribuidores y clientes directos un servicio de excelencia. Visiten nuestro catálogo en línea para conocer más acerca de nuestros productos o comuníquense con nosotros para ventas o asesorías.

Deja un comentario