Cuatro usos sumamente creativos e innovadores del colorante vegetal

Cuatro usos sumamente creativos e innovadores del colorante vegetal

Probablemente te estés preguntando por qué el colorante vegetal es tan demandado en la actualidad. Resulta que tiene un sinfín de usos que no se limitan a la industria del alimento. Ésta, por supuesto, requiere colorantes en un diario proceder. Pero para que te des sólo una idea de las varias creaciones que puedes llegar a obtener si te acercas a Farbe, tu creador de colorantes, entonces nos hemos dado a la tarea de escribir este artículo. Esperamos te sea muy útil.

Los colorantes que nosotros en Farbe utilizamos, están basados en la naturaleza, ya sea de vegetales y plantas o bien, de componentes animales. Resulta que nuestro planeta es tan hermoso y vasto, que nos da las herramientas para facilitar y mejorar nuestras vidas. Los tonos que usualmente vemos en los ecosistemas, son recreados de muchas maneras en nuestros colorantes.

Nuestros colorantes sirven el propósito de proveer una bella imagen de los alimentos, pero no sólo de los alimentos. En realidad hay otros usos que pocas personas conocen. Entre ellos, traemos especialmente para ti, algunas ideas en las que puedes aplicar colorante vegetal e innovar.

Panquecitos. Iniciemos con lo más sencillo y tradicional. El colorante vegetal funciona de maravilla con los panes y galletas, así que si estás buscando un postre o snack dulce para alguna ocasión en especial, nuestro colorante puede ayudarte a realzar esta creación culinaria.

Es el Baby Shower de tu mejor amiga. Ella se encuentra a pocos días de dar a luz a una hermosa niña. Imagina unos panquecitos deliciosos rellenos de fresa, frambuesa o arándanos. Ahora imagínalos con un doble diseño: la mitad del panquecito en vainilla (color blanco o crema) y la mitad en rosado. El frosting de la parte superior puede lucir un rosado más claro que el pan y así contrastar con las chispas de chocolate que le dan el último toque. O bien ¿qué te parecería crear un pequeño y coqueto moño rosado en la parte superior, con el merengue? Tienes que aceptar que el colorante vegetal permite crear diseños mucho más atractivos y divertidos en cualquier tipo de comida.

Bálsamo labial. Quizá no lo conocías, pero hay bálsamos que son hechos de ingredientes totalmente naturales, que cuidan la salud de tus labios. Tan sólo necesitas manteca de karité como base y algunos otros aceites variados, además de tu respectivo colorante vegetal. Lo mejor es que como este invento es muy sencillo de recrear, puedes encontrar las instrucciones en línea. Te aseguramos que es mucho mejor que aquellos bálsamos creados a base de petróleo u otros químicos. Estás utilizando tóxicos en tu cuerpo. Mejor, opta por un bálsamo natural del color de tu preferencia.

Paletas de hielo. ¿A quién no se le ha antojado una paleta de hielo en época de verano? Son sumamente refrescantes y además, realzan el ánimo, pues la azúcar te da el empujón que necesitas cuando estás cansado. Las paletas de hielo pueden ser de la fruta que más te gusta, pero eso sí, no todas las frutas, al manipularse, obtienen el color de preferencia de nuestros ojos. Por eso, te recomendamos que utilices nuestros colorantes vegetales. Así, ya sea que te apegues a los colores tradicionales de cada fruta, o que pruebes vistas más llamativas y de hecho, algo fuera de lo común, las características innatas de tus paletas de hielo se preservarán o bien, se elevarán.

Jabones. Los jabones artesanales tienen la característica de que pueden ser personalizados como tú más gustes. Si tu idea es venderlos, quizá quieras considerar utilizar colores llamativos, extravagantes, combinaciones fuera de lo normal. De hecho, puedes aplicar esto para cualquiera de los tres ejemplos anteriores, si piensas iniciar un negocio con estos servicios. Imagina un jabón que huela deliciosamente a café o a chocolate y que no haya terminado del tono que querías, sino uno más verdoso…a nadie se le antojaría comprarlo ¿cierto? Pues la salvación es el colorante vegetal, que permite que el tono sea cambiado a uno más claro, o más elegante. Lo mismo sucede con aquel jabón que huele deliciosamente a flores pero que por desgracia, no tiene un bonito color natural. Puedes añadir un poco de colorante y sin duda su atractivo se incrementa diez veces más.

Pues bien, esos son sólo algunos ejemplos de usos (sobre todo artesanales u hogareños) de los colorantes. En realidad la industria textil y la industria farmacéutica también los utilizan de forma casi religiosa. Resulta que son muy efectivos para atraer a las personas, pues los colores tienen significados y de acuerdo a cada significado, relacionamos los conceptos. Hay muchos otros posibles usos. ¿Qué te parece realizar artesanías con este tipo de colorante? O bien, un par de juguetes o muñecas de trapo. ¿Te gustaría incluso llegar a pintar cuadros con colorantes vegetales? La creatividad no tiene fin, y estamos seguros de que encontrarás la manera de continuar creando.

Por eso te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros ahora mismo. Llámanos, escríbenos o visítanos, pero no te quedes sentado simplemente esperando a que todos tus proyectos se vuelvan realidad sólo porque así lo deseas. Estamos a tu disposición y queremos ayudarte a que todo aquel producto que crees, luzca mucho mejor al ojo humano. Tenemos una gran variedad de colores, tonos y líneas, que sin duda alguna te permitirá encontrar justo el pigmento que requieres tanto.