3 recetas para crear postres arcoíris

3 recetas para crear postres arcoíris

Seguramente has visto en tu timeline de Facebook o Twitter algunas de esas maravillosas fotografías de postres multicolores y te habrás quedado con las ganas de probarlos. Esta es una de las últimas tendencias tanto en la cocina como en el diseño, pues nos ayuda a darle un toque divertido a elementos que resultan sumamente cotidianos. A primera vista puede parecer muy complicado de lograr, sin embargo es sencillísimo, solo necesitas colorantes para alimentos y otros ingredientes básicos.

Para comprobar lo simple que es realizar estos postres coloridos hemos preparado para ti tres recetas que pueden funcionar como una comida completa para compartir con tus amigos o pareja. Primero, empezaremos con un sushi arcoíris, luego un set de bebidas mágicas por la explosión de color y sabor, y finalmente como postre unos deliciosos merengues multicolor.

¡Manos a la obra!

*Sushi Arcoíris Tradicional

Estamos acostumbrados a una imagen muy fija del sushi, es decir, el clásico rollo con cobertura de alga que al centro trae arroz, pescado y algún otro vegetal. Sin embargo, lo que conocemos como sushi clásico no es más que la representación occidental del mismo. El verdadero sushi es muy distinto pues generalmente no se hace en forma circular así que para esta ocasión trabajaremos con el sushi tradicional pero con un toque único que sorprenderá a tus invitados.

Ingredientes:

  • 1 filete de salmón
  • 1 aguacate
  • 1 mango
  • 2 huevos
  • Algas Nori
  • Jugo de limón
  • Mayonesa
  • 1 paquete de arroz para sushi
  • Colorantes para alimentos Farbe

Preparación:

Primero vamos a trabajar el arroz según las instrucciones del empaque. El mango y el aguacate se cortan en tiras delgadas. Vamos preparando un bol con al menos tres tonalidades de colorantes naturales. En ellos vamos a verter el arroz y dejarlo reposar por al menos cuatro minutos o hasta que el color entinte los granos en su totalidad. Después se cuelan y se enjuagan.

Todo este proceso debe hacerse por separado para no mezclar los colores. Los vamos a dejar reposar por otro rato hasta que todo el agua se evapore. En una superficie cuadrada se coloca un alga Nori, sobre ella se pone una primera capa de arroz de tono azulado. Luego ponemos una capa de mango, aguacate y salmón. Luego se pone más arroz de tonalidad rosa, y así se van alternando hasta llegar a un tamaño medio. Finalmente ponemos otra capa de alga Nori y cortamos en rectángulos de tamaño medio. ¡Listo para servirse!

*Coctel de colores

Para continuar con el tema japonés vamos a trabajar con una bebida muy tradicional de ese país. Y no, no es el sake, nos referimos al licor de cereza. ¡Combinará perfecto con el sushi arcoíris!

Ingredientes:

Preparación:

En distintos recipientes vertemos la limonada (de preferencia, que sea de origen natural) y con un gotero diluimos colorante Farbe, puedes elegir tantos tonos como gustes, aunque nosotros sugerimos Raspberry Red, Grape y Lime Green.

Al estar bien mezclados los colores, vertimos en un molde para hielos y lo metemos al congelador por dos horas o hasta que se hayan solidificado completamente. Mientras tanto, en una jarra mezclamos el licor junto con el agua mineral. Sacamos los hielos del refrigerador y los colocamos. Sirve de manera instantánea y para mantener la frescura, consérvalo en refrigeración.

*Merengues multicolor

Para cerrar vamos a realizar un clásico de la repostería, muy sencillo de llevar a cabo. Incluso, lo puedes realizar en compañía de tus hijos o sobrinos.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de sal
  • 1 puñito de ajonjolí
  • Media taza de azúcar
  • 5 claras de huevo
  • Manga pastelera
  • Colorantes para alimentos Farbe

Preparación:

En un bol se coloca las claras de huevo con la sal y con un batidora comenzamos a montarlas, es muy importante hacerlo con mucho cuidado para que no se vayan a cortar. Conforme la espuma se vaya levantando, se vierte el azúcar de manera muy lenta. Al estar todos los ingredientes mezclados de manera uniforme añadimos la vainilla. Se monta por al menos diez minutos más para que obtenga una consistencia estable.

Cuando ya tengamos todo listo, tomamos la manga pastelera en la que trazaremos líneas con un pincel entintado con el colorante. Procuremos dejar un espacio prudente entre cada una de ellas para no mezclar los colores. Rellenamos la manga con el merengue. Finalmente, vamos formando cada una de las piezas sobre una bandeja para hornear, cubierta con papel encerado. Finalmente, precalentamos nuestro horno a 100º por al menos una hora. Podemos ir monitoreando cada quince minutos para verificar que la consistencia sea la adecuada.

Las posibilidades que nos ofrecen los colorantes pueden ser ilimitadas porque su aplicación no solo se realiza en postres sino en toda una gran variedad de platillos. En este caso, hemos pasado por distintos sabores: salado, dulce y ácido. Aventúrate a probar con nuevas recetas con toda la seguridad de que nuestros tintes están diseñados para el consumo alimenticio y siguiendo la reglamentación adecuada. Consulta toda nuestra paleta de colores en el siguiente link.

Además, en realidad es muy sencillo incorporar el tinte en cualquier receta pues no es muy diferente del proceso regular de cocción. Si conoces otras recetas en las que podamos aplicar los tintes orgánicos te invitamos a compartirlo con nosotros y de igual de manera puedes enviarnos tu testimonio sobre los resultados que hayas obtenido con nuestras sugerencias.

Para entrar en contacto con nosotros basta con que nos dejes un mensaje en Facebook, Twitter, o llenado el formulario que te dejamos a continuación.

¡Nos vemos en el próximo post y buen provecho!